Inicio 04 de Julio de 2012

USD Obs.:     :     UF:     UTM:



La industria del vino fomenta ...

La industria del vino fomenta al turismo en España


En el país europeo se utiliza el mundo vitivinícola para aportar al desarrollo de zonas rurales y costeras.

En Chile la industria del vino se está diversificando. Las producciones más clásicas y maduras han dado espacios a otras más frescas, lo cual ha tenido buenos dividendos en ferias internacionales. Nuevos parámetros que incluso pueden llegar al sector turístico. Así ocurre en España con el concepto de “The WineStorming”.

Esta idea apuesta por el turismo enogastronómico con el fin de crear un producto diferente, que apela a un alto componente cultural en zonas rurales o costeras y en sus entornos productivos. La idea es generar alternativas económicas derivadas de la dinamización turística en torno a la gastronomía, incluyendo el mundo del vino.

“En España se empezó a apostar por el turismo gastronómico cuyo principal objetivo era posicionar nuestro país en el mercado nacional e internacional a través de experiencias y productos asociados a destinos gastronómicos de referencia”, ha informado el director general de RV Edipress y cofundador de ‘The WineStorming’, Fernando Valmaseda.

Con el objetivo de hacer de la diversidad culinaria “una fortaleza de cara al exterior, ” se debe trabajar para hacer fuerte la marca país potenciando los recursos de los que disponemos y diseñando políticas turísticas específicas que nos diferencien”, añade. En este contexto, las políticas de impulso del turismo enogastronómico fomentan sinergias con sectores como el agrario, el pesquero, el ganadero y el productivo, contribuyendo a su integración en el sector turístico para crear un producto gastronómico rico, diverso y enormemente experiencial.

Con apoyo gubernamental

En España, la Secretaría de Estado de Turismo y a la Asociación de Ciudades Españolas del Vino (Acevin), han desarrollado desde hace más de diez años el enoturismo en torno al proyecto ‘Rutas del Vino de España’. Gracias a ello existen 21 territorios vitivinícolas que han trabajado en proyectos de turismo del vino.

Por su lado, el director de Dinamiza Asesores y también cofundador de esta iniciativa, Manuel Romero, opina que el sector turístico está inmerso en un proceso de adaptación en un momento de “crisis sin precedentes” donde se ha generado una gran competencia entre destinos y productos turísticos.

Ante esta situación, el consultor de The WineStorming, Eduardo Serrano, ha recalcado la importancia de que “el producto turístico gastronómico se desarrollar contando con la participación de los diferentes sectores implicados y definiendo unos elevados estándares de calidad, acordes a las expectativas de una demanda cada vez más sofisticada, exigente y ávida de experiencias y emociones”.


Por Lector Turismo
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *