Inicio 07 de Enero de 2015

USD Obs.:     :     UF:     UTM:



Los avances en el Congreso ...

Los avances en el Congreso del Proyecto de Ley para la conservación y protección de ecosistemas y especies en Chile


Protocolo de acuerdo entre el Ministerio del Medio Ambiente, los parlamentarios, ONG’s, académicos y científicos permitiría una rápida tramitación de indicaciones y aprobación durante 2015

La Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado aprobó en el mes de diciembre último el proyecto de Ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), considerado clave para gestionar la conservación de la biodiversidad del país y la preservación de las áreas protegidas, especies, genes y ecosistemas de todo el territorio nacional.

La creación del SBAP implicará, además, completar la reforma a la institucionalidad ambiental contenida en la Ley 20.417, junto a la creación del Ministerio del Medio Ambiente, el Servicio de Evaluación Ambiental, la Superintendencia del Medio Ambiente y los tribunales ambientales. Permitirá también la implementación de compromisos internacionales adquiridos por Chile, como las recomendaciones de la OCDE en materia ambiental y el Convenio sobre la Biodiversidad Biológica, entre otros.

Así ha sido el proceso de este proyecto de Ley en la Cámara de Diputados

La aprobación en general del proyecto en la comisión fue considerada un hecho histórico tanto por el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, como por los parlamentarios, considerando que el proyecto de la administración anterior se tramitó durante dos años y medio sin que pudiera llegar a esta instancia.

Este proyecto que buscaba lo mismo fue retirado del Congreso en el año 2011

¿Cómo se logró? Luego que se alcanzara un protocolo de acuerdo entre las distintas partes que participan en la tramitación de este iniciativa: el Ministerio del Medio Ambiente, los asesores de los senadores de la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado, representantes de centros de estudios públicos, de ong’s y del mundo científico y académico.

Descarga aquí el último informe de los parlamentarios, del 6 de enero 2015

Dicho protocolo se estableció tras la constitución de una Comisión Técnica por parte del Ministerio del Medio Ambiente, destinada a formular propuestas de perfeccionamiento al proyecto de ley. Esta realizó 17 sesiones entre el 22 de septiembre y el 9 de diciembre del 2014, y las recomendaciones acordadas en ellas se recogieron en actas para conformar un texto de referencia para guiar el proceso de revisión y mejoramiento del proyecto.

La votación en el Senado

“Nos tiene muy contentos y satisfechos la aprobación en general de este proyecto de ley, creemos que es un día histórico porque nos permite avanzar en completar la institucionalidad ambiental diseñada el año 2010. Creemos que Chile se merece este Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, en términos de poder administrar mejor su patrimonio natural, y más del 20% de su superficie de territorio continental bajo alguna figura de protección”, afirmó el ministro Pablo Badenier.

Una apreciación que compartió el presidente de la Comisión, el senador Patricio Walker, para quien la aprobación en general del proyecto “es un momento histórico. La conservación, la biodiversidad, las áreas protegidas van a ser tema de las futuras políticas públicas de Chile. Llegamos a un acuerdo participativo con la comunidad científica, las ongs ambientalistas, las universidades, en que se hizo un trabajo durante todo el año, muy serio, ad honorem, y que efectivamente nos permite tener una legislación en primera división para el tema de conservación y biodiversidad”.

El proyecto fue votado favorablemente por los senadores Alberto Espina, Iván Moreira, Patricio Walker e Isabel Allende, y se abstuvo el senador Antonio Horvath. Este último justificó su abstención señalando que si bien se ha conformado este comité de expertos que ha trabajado con los parlamentarios y el gobierno para perfeccionar la ley de biodiversidad “no hemos logrado los compromisos para asegurar que la ley de biodiversidad  y áreas silvestres sea significante de modo que no se modifiquen las áreas silvestres por decreto sino por ley”.

A juicio del Senador Horvath tampoco se ha conseguido un pronunciamiento explícito de parte del Ejecutivo en cuanto a que esta ley incluya la biodiversidad genética sobre patrimonio genético y acusa falta de legislación que garantice su cuidado, valoración y su investigación. “No hay un compromiso de ordenamiento territorial participativo y vinculante que garantice la preservación, biodiversidad, corredores biológicos y, por lo tanto estos temas los hemos planteado para que el Ejecutivo se comprometa con los plazos que están dentro de su programa de gobierno”.

Lo que contempla

Entre sus principales puntos hay aspectos de disposiciones generales de la ley, de las funciones del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, sobre las definiciones y categorías del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, relativas a los instrumentos de conservación de la biodiversidad, así como la disposición de recursos económicos para ello, entre otras materias.

En base a este acuerdo, los senadores de la comisión de comprometen a solicitar el apoyo de sus respectivas bancadas para las aprobaciones parlamentarias, y así contar con esta ley en el más breve plazo posible, mientras que el Ministerio del Medio Ambiente se comprometió a impulsar y trabajar en la formulación de indicaciones al proyecto de ley en base a los puntos establecidos en el protocolo.

“Queremos valorar y agradecer el trabajo de las ongs, de los asesores parlamentarios, que tras una discusión de varios meses nos permite ahora enfrentar con mayor seguridad el debate en específico que se va a dar del proyecto de ley. Vamos a llevar a votación este proyecto también en general en la sala y abrir el plazo de las indicaciones, para poder aprobarlo durante el año 2015”, afirmó en diciembre el ministro Badenier.

Acompaña al proyecto el respectivo informe financiero, de fecha 18 de junio de 2014 que señala que el mayor gasto fiscal asociado al mismo, considera los recursos para financiar los gastos en personal y de funcionamiento del Servicio que se crea, estimándose un gasto anual para el primer año de funcionamiento, de $ 12.900 millones; para el segundo año, de $ 17.700 millones; y, para el tercero de $ 18.800 millones.

Lo que viene

El 6 de enero de este año la Cámara de Diputados entregó un completo informe y el Proyecto de Ley entró a primer trámite constitucional, lo que permite pensar que efectvamente sería aprobado durante el primer semestre del presente año. El ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier valoró el trabajo y el respaldo otorgado por la Comisión pues “nos permite enfrentar con mayor seguridad el debate específico que se dará en el proyecto de ley”.

El senador Walker destacó que el protocolo de acuerdo establece, entre otras materias, “la existencia de un comité científico consultivo para las políticas ambientales, se regula la conservación marina y ex situ, es decir los bancos de semilla; se va a enviar un proyecto de ley para regular la diversidad genética; vamos a exigir que la desafectación de los parques sea por ley y no por decreto, para respetar la Convención de Washington, y se van a estudiar mecanismos de financiamiento para permitir que las áreas protegidas tengan recursos para poder conservar”.


Por Leonardo Meyer
Etiquetada en: , .



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *