Inicio 25 de Octubre de 2009

USD Obs.:     :     UF:     UTM:



Del 6 al 8 de Noviembre en Espacio Riesco, VYVA: La gran fiesta del turismo


Lorena Arriagada, Secretaria General de Achet, afirmó que en esta fiesta participarán todas las regiones de Chile, con una muestra inédita de sus destinos, identidad, gastronomía y folklore.

Del 6 al 8 de noviembre próximos, el medio turístico nacional participará de un acontecimiento inédito: la Feria Internacional de Turismo “VYVA” —Viajes y Vacaciones… Tiempo Libre—, organizado de manera conjunta por Achet, Sernatur e Interexpo.

Esta gran “fiesta del turismo chileno”, como lo señaló a Cybertour Lorena Arriagada, Secretaria General de Achet, convocará a tour operadores nacionales e internacionales y, además, participarán todas las regiones del país con ofertas turísticas, muestras gastronómicas, artesanales y folklóricas. Será, sin duda, una “verdadera fiesta”.

Lorena Arriagada explicó a Cybertour que esta gran feria del turismo ha generado mucha expectación. “Se trata de una prueba de asociatividad importante –señaló—, al sumar esfuerzos con Sernatur, un organismo público, y por contar con un socio comercial, Interexpo, una empresa privada”.

Aunque destacó que la feria “VYVA” políticamente pertenece a Achet, cuenta con dos socios estratégicos. “Con estos tres actores —agregó Arriagada— estamos organizando la gran fiesta de la industria turística, inédita en Chile, en un espacio de 30 mil metros cuadrados…”

—Suena bonito eso de “la gran fiesta del turismo chileno”…
—Chile necesita una muestra interesante para abrirse a un mercado interno cada vez más potente, En esta feria, sumando el esfuerzo de los operadores que trabajarán con sus agencias de viajes para ventas a público final, vamos a sumar dos ámbitos fuertes que tienen que ver con el turismo interno y una muestra inédita de las 15 regiones del país, que estarán presentes en 140 stand. Chile, entonces, se toma la feria. Habrá, además, un 33 por ciento de exposición de actividades outdoors, vinculadas al tiempo libre, como carreras y competencias…

En esta feria hemos abordado tres visiones: destinos internacionales, destino Chile, y actividades de tiempo libre. Nosotros estamos listos para partir y generar esta gran fiesta.

—Este concepto de “fiesta del turismo” le da un plus distinto a este evento. ¿Ello fue programado así?
—Las cosas se fueron sumando. Al ser un país serio, relativamente estructurado, nos damos pocos espacios para organizar fiestas, como lo hacen Brasil y Argentina, por ejemplo. Es legítimo, entonces, que la industria además de reunirse para reflexionar y hacer negocios, le abra las puertas a nuestros consumidores, a los medios de comunicación, a los propios profesionales. Pretendemos hacer negocios pero al mismo tiempo divertirnos. Eso es lo que queremos con esta fiesta del turismo.

El turismo vende sueños, se asocia al entretenimiento, a pasarlo regio. Y si bien es un negocio, ojalá sea una industria que deje muchos recursos y genere muchos empleos. Y que todos disfrutemos y lo pasemos bien. La gran invitación es que, de una vez por todas a partir de este año, la industria perciba a esta gran feria del turismo, este encuentro público – privado, como la “gran fiesta gran” de la industria turística chilena.

—¿Esta fiesta contempla también la participación de representantes internacionales del turismo?
—Ya está confirmada la participación de República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Brasil, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, países de Europa, embajadas y tour operadores internacionales… Para el 2010 esperamos una presencia más fuerte e importante de otros países. Nuestro desafío, entonces, además de organizar esta fiesta del turismo, apunta a legitimarnos ante otros destinos internacionales como parte del Circuito de Ferias de Latinoamérica.

Chile, al estar considerado como un país serio para hacer negocios, también tiene que saber demostrar que es capaz de tener grandes eventos, como lo ha sido la Fidae (Feria Internacional del Aire y el Espacio), por ejemplo. Podemos ser una potencia latinoamericana en turismo de intereses especiales y sin duda tenemos que trabajar la oferta.

—¿Es inédita, entonces, la participación de todas las regiones del país en un evento de esta naturaleza?
—¡Absolutamente! Y es bueno que participen, pues significa mantener la presencia de cada destino. Cuando pretendemos generar un nuevo nicho de negocios para la industria turística, para el comercializador, Chile tiene el desafío de mostrarse como un producto en su conjunto y con su diversidad. Por esta razón, en este caso Sernatur ha aportado a mostrar a Chile en la cadena de comercialización. Ello significa que esta cadena se entusiasme para vender Chile… ¡a Chile!… Y que Chile se entusiasme para transformarse en un muy buen producto y entregarle a los especialistas la posibilidad de vender sus destinos.

Cuando queremos hacer de todo, alguna patita se nos debilita. Por ello es bueno reconocer que el comercializador sabe dónde están sus clientes, y el producto se dedique entonces a ser un buen producto.

—¿Este tipo de alianzas, entre empresas públicas y privadas, son en todo caso recientes en el sector turismo?
—¡Muy nuevas! Tienen que ver con la madurez de los productos. Hasta hace un tiempo los destinos se promovían de manera independiente. Pero hoy Chile tiene la capacidad de mostrarse en un pabellón inédito, de 140 stands, donde cada región exhibe su propia identidad, esfuerzo al cual se suman los municipios, las empresas locales… Significa que se ha madurado en el concepto de asociatividad y estamos dando un gran paso para mostrarnos en conjunto. Nosotros partimos legitimando nuestro mercado internacional; justo es que ahora miremos al mercado nacional.

—¿Crees que los chilenos han asimilado la importancia de revalorar sus propias identidades, su potencial turístico?
—¡Aquí tenemos una tarea pendiente! Recién, en el año 2009, Chile entero se mostrará en una feria de turismo. Es una tarea de mediano plazo: no esperamos conseguir grandes cambios conductuales en corto tiempo. No es posible que nos sigamos comparando con el Caribe, por ejemplo, por ser un destino más barato. Tenemos que comparar peras con peras, pensar en las potencialidades del turismo de intereses especiales, con climas distintos… También tenemos que educar al consumidor chileno, respecto de lo que ofrece Chile en términos turísticos.

—¿La ruptura de la estacionalidad habrá comenzado a incidir en este nuevo proceso de aprender a mirar mejor nuestras bellezas naturales?
—Sí, en esto hemos avanzado. Y el resultado se advierte en importantes inversiones que se están haciendo en regiones. Ello es una consecuencia de que la gente cree que la estacionalidad ya es un terma —aunque no resuelto totalmente— con menos conflictos que antes. Los nuevos hoteles, las nuevas carreteras, son señales de que existen apuestas turísticas pensando en los 365 días del año. Se está apostando a la permanencia, lo que significa que hay una percepción de que la estacionalidad ha disminuido, que deberíamos tener media y alta temporada. Y no restringida a los dos meses tradicionales.

—¿Podemos hablar que ya tenemos pantalones largos en el sector turístico?
—¡No, aún no…! Somos un país que llevamos recién unos 15 años hablando de este tema; estamos esperando tener una ley en corto plazo. Eso sí, se están dando las condiciones. Los astros se están ordenando. Pero tenemos que continuar trabajando para que no se nos desordenen. Además, tenemos que aprender a asumir las crisis internas; que no se nos venga el mundo abajo… aprender a manejar los cambios entre el turismo receptivo y el emisivo; es decir, que exista un ejercicio homogéneo en la industria. Este es un trabajo de largo plazo.

—Finalmente: ¿qué espera Lorena Arriagada de este evento?
—Espero, en primer lugar, reencantar a los principales actores de la industria, para que participen el 2010 y se comprometan a fortalecer la feria. Esto, como un objetivo interno. Y en el objetivo externo, que el consumidor chileno que hoy está pensando que nuestras empresas no son capaces para ser suficientemente competitivas para ofrecerles nuevos productos, que se den cuenta que Chile sí es un país competitivo turísticamente. Así como también lo son los tour operadores que representan a destinos internacionales.

En muchos países se reconoce al tour operador chileno como muy serio; y eso es muy bueno. Esperamos que esta industria ponga al turismo en el sitial que le corresponde, tanto para el turismo emisivo como receptivo y el interno. Antes se hablaba de ferias emisivas, solamente. En algún minuto incorporamos el receptivo. Y hoy, por fin, tenemos los tres mercados: interno, receptivo y emisivo en un mismo lugar.

Fuente: Cyber tour


Por Daniel Guajardo Sánchez
Etiquetada en: , .



Los comentarios están cerrados.