Inicio 19 de Abril de 2013

USD Obs.:     :     UF:     UTM:



Comunidad indígena de Los Lagos ...

Comunidad indígena de Los Lagos se atrave con proyecto de ecoturismo


La iniciativa busca sacar provecho, entre otras cosas, al humedal del Parque Juan Melillanca que almacena agua de forma natural y recarga lentamente los cursos de agua subterránea gracias a la presencia de plantas como el esfango y el musgo.

A sólo 60 kilómetros de Osorno en la localidad de Quilloimo y 740 metros de altura, en plena Cordillera de la Costa se encuentra emplazado el Parque Juan Melillanca Naguian, que cuenta con atractivos senderos, un circuito de miradores, humedales y la única planta carnívora existente en la región.

En ese lugar, desde hace cuatro años, que la comunidad indígena Melillanca Guanqui decidió emprender en un rubro en el que pocos se habían atrevido hasta la fecha en la comuna de San Juan de la Costa: el ecoturismo, entendido como la experiencia de conocer y recorrer lugares en su estado natural y con alto contenido ecológico e incluso espiritual para la comunidad, se convirtió paulatinamente en la forma más segura y sustentable de acercarse a un estado mayor de bienestar para las familias que la componen.

Encabezados por Víctor Deuma, primer director de la comunidad, y gracias al apoyo del Fondo de Protección Ambiental, la comunidad Melillanca Gunqui hoy cierra un capítulo como proyecto y enfrenta la madurez como iniciativa abierta al público.

Los lugares

EL proyecto, posee un refugio construido por la comunidad y que tiene por objeto recibir a los visitantes. Y aunque aún está en etapa de construcción, pronto estará habilitada para albergar hasta 12 visitantes.

Sólo unos cuantos metros más allá se encuentran los miradores del humedal del Parque Juan Melillanca que almacena agua de forma natural y recarga lentamente los cursos de agua subterránea gracias a la presencia de plantas como el esfango y el musgo.

Pero la principal característica del humedal es la única planta carnívora de la región, conocida como Rocío del Sol o bajo su nombre científico Drosera Uniflora, la que a pesar de no tener más de 4 centímetros de altura, es capaz de atrapar y consumir insectos gracias a los pelos de sus hojas.

Víctor Deuma, relató que “hemos tratado de sacar esto adelante con nuestro propio esfuerzo y hoy se está viendo que el sacrificio no ha sido en vano. El objetivo de todo esto es convertir el humedal en un atractivo para que la gente de otros lugares lo conozcan”.

Apoyo comunal

En este sentido el alcalde Bernardo Candia señaló que al Municipio le cabe un rol importante en la visibilización y apoyo a este tipo de actividades que denotan que la comuna tiene características especiales, tanto desde el punto de vista natural como cultural. “Evidentemente el turista hoy día no busca cemento, busca cultura, naturaleza, en definitiva busca un ambiente descontaminado”, dijo.

Por ello, manifestó la autoridad comunal, a partir del presupuesto del próximo año se destinarán 25 millones a un fondo de fomento para financiar este tipo de iniciativas en infraestructura y equipamiento, con el objeto de estimular a esta y otras comunidades a desarrollar proyectos de esta naturaleza, ya sea de senderos o miradores.

Suscríbete GRATIS a www.diarioturismo.cl y recibe información semanal a tu correo.

Fuente


Por Lector Turismo
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *