Inicio 13 de Septiembre de 2011

USD Obs.:     :     UF:     UTM:



¿Cómo disfrutar del turismo que ...

¿Cómo disfrutar del turismo que entregan los pingüinos?


Los pinguinos son una fuente turística. Cerca de Punta Arenas hay una gran comunidad instalada en islas cercanas. Sepa aquí cuáles son su recorrido y como, usted como turista, debe comportarse frente a estos animales.

Punta Tombo es el sitio elegido por los pingüinos de Magallanes que comienzan a llegar en setiembre en búsqueda de sus nidos y se quedan hasta marzo. Son cerca de 225 mil parejas que conforman una comunidad de casi un millón de pingüinos en su punto máximo, en el verano, cuando están todas las crías.

Además de sus simpáticos habitantes el área tiene una variedad faunística digna de admirar -gaviotas, skúas, petrel gigante, cormoranes, ostreros y las especies autóctonas de la estepa como guanacos, maras, peludos, el ñandú petiso o choique y los zorros grises- y gran valor arqueológico por las señales de los asentamientos indígenas que allí se encuentran.

Quienes lleguen al paradisíaco paraje podrán estar en contacto con las aves a través de senderos interpretativos pero en ningún caso hay que tocar a los pingüinos porque el olor de los humanos hace que sus pares los repelan.

Monógamos y estables

En estos días los machos son los primeros en llegar para buscar los mismos nidos que usaron la temporada anterior. Algunos días después arriban las damas generando un gran revuelo. Cabe señalar que los pingüinos son monógamos y forman familia estables. La pareja incuba los huevos durante 40 días, tras los cuales nacen pichones de pelaje gris. Ciudarlos de los predadores y alimentarlos, son sus tareas, entonces. Se calcula que sólo el 1% de los huevos llegará a ser un pingüino adulto.

Ya en febrero, los pichones cambiaron su plumón por un plumaje juvenil y es el momento de aprender a nadar y a mantener limpio su plumaje. En marzo, en tanto, la colonia abandona los nidos para vivir seis meses en el agua y esto es literal: hasta duermen en el medio acuático. Hábiles nadadores, mantienen una velocidad promedio de 8 km por hora y pueden abarcar grandes distancias. El sur de Brasil o la Antártida, son metas de los alados.

Cuidar el entorno natural

Al arribar al Área Natural Protegida se debe respetar el ambiente natural, ayudando a su conservación y atendiendo a las normas vigentes. Debe saber que la tarifa que se abona al ingresar es destinada al mantenimiento.

Antes de emprender el recorrido en auto por la península debe abastecerse de combustible y agua potable. Se recomienda no superar los 70 km/h y evitar frenar bruscamente.

Para observar la fauna se debe caminar sólo dentro de los senderos trazados para tal fin en las áreas autorizadas. Evite los incendios arrojando las colillas de cigarrillos bien apagadas en los cestos de basura. Recuerde que la vegetación de estos lugares es muy combustible.

Ayude a mantener la limpieza del área, deposite los residuos en los cestos de basura y cuide que el viento no vuele bolsas y papeles. Cada estación de guardafaunas constituye una Unidad Operativa que cuenta con sanitarios, primeros auxilios, atención y control.


Por Lector Turismo
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *